La fotografía es una excusa para construir fantasías. La imagen es el punto de partida, donde comienza la aventura. El documento es el medio donde se proponen temas. Los temas llegan al espectador filtrados a través de la intervención de la imagen, por lo general, elementos ajenos a la fotografía, tales como la incorporación de leds.


Las piezas toman una nueva dimensión y la imagen viene a la vida. Crea un fantástico cosmos hecho de fotografías encapsuladas donde nos instan a descubrir lo que está sucediendo detrás de puertas cerradas, mirando por las ventanas; los dolores y las risas de la vida, los problemas. Algo que sucede en cualquier parte del mundo, la secuencia en la que las luces de la ciudad se enciende y se apaga, las luces de la vida.